miércoles, 1 de abril de 2009

¿Batalla mental?

Continuamente nuestros pensamientos guían nuestro accionar, nuestras decisiones, nuestra vida completa. Pero ¿alguna vez nos hemos preguntado si es correcto nuestro pensamiento?

Esta meditación nos ayudará a descubrir cómo relacionarnos con nuestra mente a la hora de tomar decisiones en toda área de nuestras vidas.

Por el Pastor Gabriel Flores Ciani.

Pues aunque andamos según la carne, no militamos según la carne” (2 Co 10:3)

El apóstol Pablo nos esta diciendo que aunque andamos como hombres y mujeres iguales a cualquiera de los que nos rodean no somos iguales, no estamos comprometidos con la carne.
Carne en la Biblia es todo lo que se opone al Espíritu, a la palabra de Dios.

La gran batalla en nuestras vidas se da en nuestra mente y en nuestro espíritu.
Podemos tener una mente carnal vendida al pecado y a la forma de vivir de este mundo.
O una mente renovada por Cristo, que vive baja la conducción del Espíritu Santo.

Las armas de nuestra milicia (2 Co 10:4)
“Las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas”
Fortalezas: Barreras que se vuelven hacia nosotros. Fortalezas mentales. Alguien les ato en la mente. Deja de creer en todas esas limitaciones ya que trastornan tu mente.
El diablo te susurra al oído que tú no puedes prosperar y te mantendrás pobre, te dice que no vas a poder y tú crees que nunca vas a poder, muchos no se creen merecedores de lo bueno porque alguien ha sembrado en su mente que no son dignos de lo bueno, etc.

Derribando argumentos
Argumentos: pensamientos, ideas, conceptos de origen emocional que tomamos como ciertas y guían nuestras vidas.
Deja de creerle al diablo con todas esas barreras mentales, tu siempre serás bueno en algo, Dios te creo con talentos y dones y eres especial y el Espíritu Santo esta contigo.
El diablo deforma tu personalidad. Reprende al diablo y créele a Dios que quiere bendecirte.
Hemos dejado que el diablo tome territorios que nos pertenecen. Ha tomado territorio en tu mente, y si lo ha logrado te ato para siempre.
Hay personas que establecen creencias y tú te las crees como ciertas.
Los creyentes no reciben la bendición porque no entienden la gracia de Dios, los regalos del Señor.
Una atadura mental te roba la bendición.

Se levantan en contra del conocimiento de Dios (2 Co 10:5)
Son poderes dirigidos en contra de Dios y su evangelio, que buscan intervenir entre Dios y los hombres. Poderes mentales, poderes de espíritus malignos que vienen a confundirte, a poner en duda tu salvación, tu santidad, tu llamado a servir a Cristo.

“Renueva tu mente a través de Cristo para alcanzar tu herencia de bendición” (Efesios 4:22 al 24). La unción del Espíritu Santo pudre todo yugo que ha atado tu mente.
Piensa en bendición, en positivo, con espíritu de conquista, determinado a vencer tus dificultades, tú desanimo.
Sospechamos cuando a un hermano le va bien, cuando es prospero, pero no sospechamos cuando los que no son hijos de Dios prosperan.
Le tenemos temor a la bendición, nos da inseguridad, sospechamos que sea de Dios.

Tenemos un problema en la mente porque estamos viendo con mentalidad de esclavos.

No recibes porque no pides y no pides porque tienes temor a la bendición.

Dejar de oír a la carne y a Satanás y empezar a oír lo que el Señor tiene preparado para ti.

Deja de oír al diablo y llegaras a la cima porque Dios va contigo.

Oración
Señor limpia mi mente para que no crea más lo que han dicho de mí, de lo que creo de mí.
Renuncio al pensamiento de derrota, que no puedo, que estoy solo, que no tengo fuerzas.

Señor tu ya decretaste mi bendicen, yo entonces la voy a alcanzar.

Hoy renuncio al pensamiento atado, al pensamiento de maldición.

Los esperamos para compartir mas de estos estudios

DOMINGOS 10.30 HRS. EN ESCALADA 753

Capital Federal. Buenos Aires

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

El multimedio JNS no se hace responsable de los comentarios de los lectores

Diarios de Argentina

CON TODOS TUS SENTIDOS

Loading...
Loading...

Destacado!

Loading...

...Eres cantante o adorador?

Loading...